Muladhara Reiki
Muladhara Reiki
Terapias integrales de Reiki
 
Muladhara Reiki
Contactar
Sobre mi
Qué es Reiki
Teoría
Reiki es un método de sanación natural que utiliza la energía vital universal, la cual permite sanar enfermedades físicas y mentales. Mikao Usui, un monje japonés fue quien desarrolló el Reiki durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX, aunque él siempre afirmó que únicamente "redescubrió" una técnica de sanación milenaria que ya existía pero que debía llevar mucho tiempo olvidada.



Práctica
La práctica del Reiki se fundamenta en un emisor o canal que, mediante sus manos, transmite Reiki (energía vital) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades; no obstante, gracias a que Reiki es una energía universal los tratamientos también pueden dirigirse a otros seres vivos como animales e incluso plantas.

Los efectos curativos del Reiki parten de los conocimientos hinduistas sobre los Chakras, mediante los cuales explican los estados de salud de los seres humanos. De esta forma, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos. La energía Reiki se dirige a estos chakras cuando se aplica a un receptor enfermo, desbloqueándolos y potenciando el proceso de recuperación del receptor.

Aunque Reiki es una técnica de sanación, no se recomienda utilizarla como sustituto del tratamiento médico prescrito por un profesional, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.
Aquí hay que mencionar, que Reiki está considerado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una TERAPIA COMPLEMENTARIA y NO alternativa. De hecho, Reiki se aplica en más de 200 hospitales de Estados Unidos. En el Reino Unido, Francia y Alemania lo cubre la Seguridad Social, incluso, compañías privadas como Sanitas, lo incluyen ya dentro de sus cuadro, justamente en Suiza.
Es España existen dos pruebas piloto en las unidades de Oncología, en el H. Gregorio Marañón y H. 12 de Octubre.



Los Cinco Principios del Reiki
El doctor Mikao Usui estableció una pauta de vida para el Reiki basada en los Principios del emperador Meiji , e invitó a sus alumnos a seguirla. Éstos son los Cinco Principios del Reiki:

- Sólo por hoy no estés enojado.

- Sólo por hoy no te preocupes.

- Gana tu pan honradamente.

- Siente gratitud por todo lo vivo.

- Honra a tus padres y ancianos, a tus maestros y alumnos.



En definitiva
El Reiki es un método de curación por imposición de manos que canaliza una energía universal de amor incondicional. La energía es transmitida imponiendo las manos en las articulaciones y en los centros energéticos (chakras). Una sesión puede durar entre 20 y 40 minutos. Las sesiones pueden darse también a distancia.
El Reiki puede ser utilizado para variadas aplicaciones que incluyen personas, animales, plantas y situaciones. Del mismo modo, puede acelerar la sanación actuando en los planos físico, emocional, mental y espiritual. Es un excelente complemento de la medicina tradicional y puede ser utilizado a la par con otras modalidades.
El Reiki es una forma no invasiva de tratamiento.

El Reiki nos ayuda a contactarnos con la esencia de nuestro Ser, permitiéndonos estar en sintonía con la parte más genuina de nosotros mismos, para llevarnos nuevamente al camino de nuestro origen, brindándonos un sentimiento de intuición con todo que nos hace encontrar en plenitud y amor por todo lo que existe.

El hecho de transmitir energía a través de las manos nos conecta con nuestra misión primigenia, que es la de comunicarnos y desarrollar el Amor Universal. A su vez, esto nos religa con nuestra propia alma que es, en esencia, amor universal.
chakras
Cómo es una sesión de Reiki
Un tratamiento de Reiki consiste en canalizar energía tanto hacia un lugar específico donde existe un problema como al cuerpo entero de una persona, dependiendo de la dolencia y el tipo de tratamiento.
La mayoría de los tratamientos se hacen con el paciente acostado, y si es necesario, cubierto con una manta. El practicante coloca sus manos suavemente sobre la zona afectada, o en el caso de un tratamiento completo, en todo el cuerpo empezando por la cabeza y terminando en los pies. Cada posición de las manos es mantenida durante unos minutos sobre los chakras o centros energéticos principales. El paciente siempre está vestido, y las posiciones de las manos son siempre sobre zonas que no vulneran la intimidad de la persona.
Se suele dar el tratamiento en una habitación con luz tenue, música relajante, etc. El practicante invita el paciente a relajarse, a concentrarse en su respiración.
Durante un tratamiento, se siente una profunda relajación. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada el resultado final. A veces, se siente un "cosquilleo", calor o frío en diferentes partes del cuerpo según la energía fluye a través de tu cuerpo. Otras personas ven colores, experimentan una sensación de "flotar" o sienten emociones que salen a la superficie.

Las zonas donde se aplica el Reiki (donde suelen estar las manos del practicante) pueden sentir o mucho calor o mucho frío durante el tiempo que las manos están presentes en esa parte del cuerpo. A veces sentirás como se tensan y relajan los músculos en la zona afectada. Simplemente es otra forma que tiene el cuerpo de ayudar a que fluya la energía.
Muchas persona notan un calor o un cosquilleo en la corona de la cabeza. Esto es debido a que la energía entra por esta zona, que es, el centro energético que nos conecta con la Reiki.
Durante la sesión, la energía fluirá dentro de cada uno, equilibrando el sistema energético, soltando tensiones y estrés, aliviando dolores y activando la capacidad del cuerpo para sanarse. Se acentúa la concentración y la capacidad de ver y observar todo lo que nos rodea.
Aunque Reiki es muy eficaz, no es una "cura milagrosa" y sus efectos son acumulativos. Para realmente notar los resultados, se recomienda una serie de tratamientos de 4 sesiones. En la mayoría de los casos ese número de sesiones es suficiente para solucionar problemas de estrés, tensión, ansiedad, insomnio y problemas emocionales. Problemas físicos a lo mejor necesitan más, pero no necesariamente. Aunque a veces, con una sesión, nos es suficiente.
Generalmente, Reiki produce cambios beneficiosos a corto, medio y largo plazo, por lo cuál no hace falta repetidas e interminables sesiones, aunque a mucha gente les gusta tanto que lo hacen de todos modos. Pero es a largo plazo cuando los beneficios obtenidos son más notorios y permanentes.
Sea cual sea la dolencia, el efecto general de Reiki crea una sensación de paz y tranquilidad. Te sientes en condiciones para afrontar la vida y sus desafíos. Aumenta tu energía y tus ánimos, dándote un punto de vista más positivo sobre la vida. Situaciones anteriores de estrés parecen no preocuparte como antes.